Colombia , octubre 23 de 2014 | Actualizado hace 2 minutos
rss facebook twitter móviles clima trafico preguntas

Drama de colombiana por implantes mamarios que podrían producir cáncer

ImprimirComentar Una mujer barranquillera reveló lo que ha tenido que vivir desde que quiso tener los senos más grandes y le pusieron los implantes PIP, cuestionados por su calidad a nivel mundial.
Caracol | 3 de Enero de 2012
Claudia, es una mujer barranquillera, de la que nos reservamos su verdadera identidad. Tiene 27 años, no tiene hijos, trabaja como comerciante independiente y decidió operarse los senos para sentirse y verse mejor, pues su talla era muy pequeña.

El costo de esta intervención estética, realizada en el 2008, fue de cuatro millones de pesos. Según afirma, este procedimiento lo llevó a cabo un médico reconocido y se realizó en una clínica prestigiosa de Barranquilla.

¿Cuando usted decide operarse, qué buscaba?

Fue por algo estético, para sentirme y verme mejor, tanto física como psicológicamente. Antes era talla 30 copa A, una talla muy pequeña, y pasé a 34 B, por ello la elección de ponerme la prótesis.

Visité a cinco médicos, pero aún así seguí buscando y alguien me recomendó a quien me operó. Me decían que era unos de los mejores y me gustó el trato que tuvo conmigo. No era el médico de esquina, es un profesional reconocido en la ciudad y en el gremio médico.

¿Qué le garantizaba este médico?

A parte de ser profesional en la salud, es un excelente vendedor de productos. Me explicó el costo, cómo iba ser la cirugía, cuánto duraba, me ofreció que se realizaría en una institución reconocida y sentí tranquilidad por la confianza y la seriedad con la que me planteó las cosas.

Me garantizó además verbalmente, que las prótesis tenían una garantía de 5 años y duración de 10.

Cuando me explicó qué prótesis me pondría, dijo que eran lo mejor, las más vendidas en el momento, que no tenían complicaciones y que al ser francesas se entendía que era de excelente calidad.

Me vendió el tema y quedé fascinada ante mi situación.

¿Cómo se preparó para la cirugía?

Yo lo visité un lunes de diciembre, para que me explicara cuánto sería el costo y regresé en febrero ya que cuatro millones de pesos, no era sencillo conseguirlos para una mujer independiente como yo. Pero si uno quiere darse un lujo, hay que sacrificarse, ahorre y hasta pedí prestado para obtener ese beneficio.

Dos meses después volví, me programaron la operación un viernes, pero días antes, el médico fue hasta mi casa para recoger el 50 por ciento del dinero y me explicó que la otra parte la pagaría antes de ingresar al quirófano.

¿No le pareció curioso que el médico fuera hasta su casa a recoger el dinero de un procedimiento médico?

Uno opta por la buena fe de las personas, estaba cumpliendo algo que deseaba. Si me pareció raro, pero simplemente lo tomé como que necesitaba el dinero más rápido y acepté, le entregué el cincuenta por ciento de la operación.

¿Qué sintió cuando se despertó y observó sus senos?

Sentía satisfacción, quería esos implantes, habían razones físicas y psicológicas que me llevaban a sentirlo, y como tal fue la satisfacción.

¿Cómo fue la recuperación y cuánto duró este proceso?

Me operaron el viernes y estuve tres días en mi casa recuperándome, pero desde el comienzo fue tedioso. Desde ese momento ya el cuerpo trató de rechazar las prótesis. Presenté fiebre, inflamación y dolor durante casi tres meses, pero el cirujano en visitas constantes me decía que todo iba bien, me recetaba pastillas, masajes y para que no se tuviera que realizar otro procedimiento con el que se retiraran mis implantes.

Pero la infección llegó al punto que parecía una peritonitis. A la cicatriz se necesito hacerle drenajes y esperar que se cerrara sola, por lo que estéticamente no es muy linda.

No me la podían ni tocar porque se me podía aumentar los problemas.

Pero luego el tema murió así, creo yo, que el cuerpo se adaptó a las prótesis y las prótesis al cuerpo, pues cambió mi situación y todo se normalizó.

¿Cuánto duró esa normalidad?

Hace siete meses comencé a sentir dolor en el seno derecho, y la sorpresa fue que cuando me examinaron encontraron que había un encapsulamiento y alta temperatura. Pero no conocía los problemas que tenían esta marca de prótesis por lo que asumí que se trataba de un golpe. Ignoraba lo que pasaba.

¿Cómo se enteró de las irregularidades que presentaban las prótesis?


Escuché la noticia por la radio, decían que por las prótesis de marca PIP personas tenían riesgo de tener cáncer, pero no dijeron más, me entró la desesperación pues sólo quería que desarrollaran el tema.

Recordé que las mías eran de esa marca y llegó el shock emocional. Pensar que se hablaba de tal enfermedad me cuestionó si debía haberme operado. Comencé a tener conflictos internos y preguntas que rondaban en mi cabeza como ¿Para qué me lo hice? ¿Por qué?

Yo no confié en la gente y la marca para que me salieran con eso.

¿Quién la acompañó en esta noticia?

Le conté a mi pareja en primera instancia y juntos deseábamos que la noticia no fuera cierta, pero aún así le conté a todas mis amigas que estaban operadas.

Desde ese momento comencé a consultar páginas de Francia, España, Venezuela, Argentina, México, en donde conocí del riesgo para la salud que representaban las prótesis.

Ahora que salió la noticia, que la silicona con la que se realizan estas prótesis no es apta para el cuerpo, volvieron los cuestionamientos.

Además tuve que contarle a mi familia, mi mamá está en una crisis nerviosa, que la ha llevado a preguntarme todo el tiempo cómo estoy. Si me duele, si no me duele, cuidado, al alzar alguna cosa.

¿Qué ha hecho luego de que conoció toda la información?

Yo creo lo peor, desde ese día no he dormido bien, me da miedo acostarme boca abajo. Con mi pareja me da miedo que me toque y es una tensión grande.

Además fue mayor la sorpresa, cuando saqué la cita a mi cirujano, pues la secretaría ni el mismo médico no tenían ni idea de lo que estaba pasando a nivel mundial. Y su respuesta fue lo peor.

Me dijo “si está incomoda con las prótesis, pues fácil te las retiramos, eso sí tiene un valor, porque yo tengo que pagar clínica, tengo pagar mis honorarios y unas prótesis nuevas. Acá están los exámenes que se debe hacer y si quiere este mismo viernes te operamos”. Quedé más sorprendida, porque entonces lo que están haciendo es aprovecharse de mujeres como yo.

¿El encapsulamiento que le detectaron se presentó por haber presentado alguna ruptura en la prótesis?

Hasta el sol de hoy no sé por qué tengo eso. En la ecografía apreció una inflamación y fuera de eso unos quistes.

Pero lo más difícil es que no hay nadie que me dé una solución. Fui a mi ginecóloga y de nuevo me sorprendí, pues su respuesta fue que al tratarse de un tema estético, no me podía tratar ya que le podría causar un problema interno.

Entonces si uno paga una EPS y una medicina prepagada y ninguna de institución lo atiende, si llegó a morir, todo el mundo se lava las manos y yo la afectada no recibí ningún tratamiento y mucho menos acciones preventivas.

¿Le entregaron alguna factura o algún documento que garantice que las prótesis que le pusieron son de la marca PIP?

En el momento en el que me practicaron la cirugía me dieron los certificados de cada prótesis, en los que se especifica la marca PIP, el tamaño, la referencia y el lote. Pero no en dónde puedo quejarme.

¿Qué le dice usted al Gobierno?

Pido como paciente y afectada, psicológica y emocional, que hay responsabilidad del gobierno en estos casos. Deben reaccionar porque no es posible que las casi 15 mil personas que están en mi situación no tengan las garantías propias de su país.

Cómo va ser posible que en otros países si hayan tendido la manos para estudiar el caso y ayudar a retirarlas. Esto ya se reportó desde el 2010 y en Colombia nadie se ha puesto en la tarea de solucionar el problema.

Por otro lado el esposo de esta mujer, explicó los problemas familiares y las acciones constitucionales que han tramitado.

¿En el tema de de pareja qué ha cambiado?

Inicialmente hay un temor de cualquier tipo de contacto con ella en esa zona. Ni siquiera se deja ver en esa parte, ya que los problemas y dolores le hacen pensar que así mismo se manifiesta visualmente.

Se ha recogido a tal punto que no quiere que disfrutemos nuestra vida en pareja, sexualidad no existe y de alguna manera se tiene el miedo que pueda presentar complicación mayor a la que ya se presenta.

También nos preocupa que ella no tenga hijos, pues las implicaciones médicas a futuro pueden no dejar que tengamos una familia como lo deseamos.

¿Qué acciones legales han presentado?

Interpusimos Derechos de Petición ante la Superintendencia Nacional de Salud y ante el Invima, porque queremos saber cuál es la responsabilidad que le compete a cada una de las instituciones y las otras en la cadena de servicio.

Queremos saber desde el gobierno, a través del Invima quien dio la autorización y registro sanitario en su momento a estas prótesis.

Así mismo la responsabilidad de la comercializadora de los implantes que estaba en Cali y así mismo cómo el médico cirujano, que operó a mi esposa, las adquirió y se realizó el procedimiento en un clínica reconocida en Barranquilla.

Pedimos que nos manifiesten con claridad su responsabilidad y especifiquen cómo también muchos profesionales de la salud fueron asaltados en su buena fe. Seguramente ninguna persona quiso poner en juego su prestigio médico.
LE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN
Expertos recomiendan a mujeres que tengan implantes PIP acudir al cirujano cuanto antes
Fredy Hernández León, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva dijo que deben hacerse un control ultrasónico de inmediato.
En Colombia se realizan más de 70 mil operaciones estéticas al año
De estos procedimientos el 30 por ciento corresponde a cirugías mamarias, es decir 21.000 casos.
Publicidad
opiniones
¿Quiere leer los comentarios o dejar su opinión?
MÁS NOTICIAS DEL DÍA

​Más de 100 buses afectados y 32 capturas dejan tres días de paro en Bogotá

23 de Octubre de 2014 Las localidades más afectadas fueron Bosa, Kennedy, Ciudad Bolívar, Usme y Suba.
Publicidad
Publicidad
ContactoPolítica de privacidadEmisorasPublicidadAviso LegalNoticias RSS
© CARACOL S.A. Calle 67 # 7-37 Bogotá - Colombia . Tel. (571) 348 76 00. Caracol es una empresa de Prisa Radio Miembro de Asomedios