Colombia , septiembre 22 de 2014 Actualizado hace 6 minutos

Los 'coffee shops' holandeses se rebelan y venden marihuana a turistas

Este martes entró en vigor una ley que reserva el acceso de estos bares a la población local. Pero algunos en la ciudad de Maastricht hicieron oídos sordos
Agencias | Mayo 2 de 2012
Este martes entró en vigor una ley que reserva el acceso de estos bares a la población local. Pero algunos en la ciudad de Maastricht hicieron oídos sordos. Hubo protestas.

"Vengan, pueden entrar sin carné cannabis, estamos abiertos para todos", dice Marc Josemans, propietario de Easy Going, uno de los 14 coffee shops de Maastricht, dirigiéndose a una veintena de personas concentradas frente a la puerta de su negocio.

El coffee shop es un negocio en el que se puede comprar en el mostrador marihuana y hachís, ambos derivados del cannabis, y pipas, porros ya preparados u otros artículos para fumar. Dos belgas de 25 años, oriundas de Lieja, a unos 30 kilómetros al sur de Maastricht, salen del Easy Going con cinco gramos de hierba cada una, el máximo legal de venta y de consumo en Holanda desde 1976.

Las dos mujeres forman parte de los 1,4 millones de turistas de la droga, principalmente belgas, alemanes y franceses, que cada año viajan a Maastricht para comprar cannabis. "Algunos beben un vaso de vino por placer. Nuestro placer es fumar un porro", afirman las dos jóvenes, que dicen usar marihuana a diario.

Willy, un belga de 53 años que vive en Eupen, en el este de Bélgica, vino para "apoyar" a Marc Josemans y su acción. "Soy consumidor de cannabis desde hace 30 años y tengo un cáncer de próstata. Necesito cannabis para relajarme", cuenta.

Los otros coffee shops de la ciudad estaban cerrados el martes para protestar contra la nueva legislación, que obliga a los 670 coffee shops holandeses a convertirse en "clubes privados" de un máximo de 2.000 miembros domiciliados en Holanda y mayores de 18 años.

Marc Josemans estima que la nueva legislación obligará a los propietarios de los coffee shops de la ciudad, que emplean a 440 personas, a prescindir de una parte del personal. En presencia de numerosos clientes y periodistas holandeses y extranjeros, anunció que había recibido una carta de la policía, intimándolo a acatar la ley en un plazo de 24 horas, lo que provocó abucheos entre los consumidores.

"Por supuesto que no lo voy a hacer. Mañana voy a hacer exactamente lo mismo, y el alcalde se verá obligado a cerrar mi negocio durante un mes", augura Josemans, que preside la Asociación de Coffee Shops de Maastricht y anuncia que va a recurrir a la Justicia.

El Gobierno holandés estableció el carné cannabis para luchar contra las molestias -embotellamientos, ruidos nocturnos, venta de droga callejera- provocadas por la afluencia de millones de extranjeros que vienen a comprar cannabis a Holanda.

La nueva legislación entró en vigor el martes en las provincias del sur de Holanda -Limburgo, Zelanda y Brabante del Norte- y estará en vigencia en 2013 en el resto del país.

Josemans sostiene que el carné cannabis no va a terminar con las molestias y, en cambio, va a desarrollar la venta callejera destinada a los clientes extranjeros. Las dos jóvenes belgas están de acuerdo y confiesan que recurrirán a la compra ilegal para abastecerse de cannabis, porque no piensan dejar de fumar.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Qué texto hay en la imagen?
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Unión Radio
  • No está permitido registrar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes vigentes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
ContactoPolítica de privacidadEmisorasPublicidadAviso LegalNoticias RSS
© CARACOL S.A. Calle 67 # 7-37 Bogotá - Colombia . Tel. (571) 348 76 00. Caracol es una empresa de Prisa Radio Miembro de Asomedios