Colombia , septiembre 16 de 2014 Actualizado hace 1 hora

Gobierno Obama sanciona al de Maduro pero el Congreso pide medidas más duras

El Gobierno de Estados Unidos impuso hoy sanciones para prohibir la entrada a ciertos funcionarios del Gobierno venezolano presuntamente vinculados con la violación de derechos humanos, una medida insuficiente, aunque aplaudida, para muchos congresistas que pedían acciones desde hace meses.
Agencia EFE | Julio 30 de 2014

Raquel Godos

Washington, 30 jul (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos impuso hoy sanciones para prohibir la entrada a ciertos funcionarios del Gobierno venezolano presuntamente vinculados con la violación de derechos humanos, una medida insuficiente, aunque aplaudida, para muchos congresistas que pedían acciones desde hace meses.

La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, anunció la decisión del Gobierno estadounidense sobre la revocación de los visados de dichos oficiales del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, apenas un día después de que un grupo bipartidista de senadores renovará su petición de imponer sanciones al secretario de Estado, John Kerry.

"Los funcionarios venezolanos afectados por estas restricciones incluyen a individuos en los distintos niveles de Gobierno, desde ministros y asesores presidenciales a funcionarios judiciales, policías y funcionarios militares", explicó Harf en su rueda de prensa diaria, aunque no los identificó.

"Las acciones que hemos tomado hoy no están dirigidas contra el pueblo de Venezuela", advirtió sin embargo, al recordar que precisamente las sanciones han sido impuestas para defender los derechos de los ciudadanos venezolanos.

Pese a preguntas Harf rehusó a dar los nombres específicos sobre las personas sancionadas aludiendo a cuestiones de "confidencialidad".

La decisión de la Administración del presidente Barack Obama llega después de meses de fuertes presiones por parte de diversos sectores del Congreso, donde dos proyectos de ley, en sendas Cámaras, han sido presentados con el objetivo de castigar a aquellos que estuvieran involucrados en los episodios de represión de las protestas en Venezuela.

Ambos textos legislativos contemplan la revocación de las visas y la prohibición a entrar a Estados Unidos a esos individuos y sus familias, pero además añaden la congelación de sus activos en el país, una acción que ha sido reclamada de nuevo hoy por varios de los legisladores.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y patrocinador de uno de esos proyectos, el demócrata Robert Menéndez, dio la bienvenida al paso dado por el Gobierno de Obama pero pidió ir más allá.

"El anuncio de hoy envía un mensaje inequívoco y directo al presidente Maduro, los miembros de su Gobierno, y el Gobierno de Venezuela: EE.UU. no tolerará las violaciones sistemáticas de los derechos humanos llevadas a cabo por un gobierno contra su propio pueblo. Las sanciones anunciadas por la Administración representan un paso importante en la dirección correcta, pero se necesitan sanciones más contundentes", dijo el senador.

En la misma línea reaccionó el senador republicano Marco Rubio, autor de la propuesta de sanciones junto a Menéndez y el demócrata Bill Nelson.

"El Gobierno de EE.UU. debe utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para responsabilizar al régimen de Maduro de sus violaciones de los derechos humanos. La Administración de Obama ha dado un primer paso importante al anunciar la prohibición de visados que restrinjan los viajes de los violadores de los derechos humanos y sus familias a EE.UU. pero a esta acción le debe seguir la congelación de activos también", aseguró.

La Casa Blanca había reiterado desde que comenzaron las protestas en Caracas, el pasado febrero, que la resolución del conflicto entre el Gobierno y la oposición venezolana debía resolverse de manera interna, y se negó a imponer sanciones con anterioridad a la luz del diálogo entre ambas partes auspiciado por la Unasur y el Vaticano.

Sin embargo, las sanciones de hoy llegan semanas después del fin de dichas negociaciones y tras el último encontronazo entre Venezuela y EE.UU. con la puesta en libertad en Aruba del general venezolano Hugo Carvajal, reclamado por la justicia estadounidense.

Su liberación por parte del Gobierno de Holanda, supuestamente bajo presiones de Venezuela, ha vuelto a levantar ampollas en Estados Unidos, que había pedido su extradición después de que el Departamento del Tesoro lo acusara en 2008 de favorecer actividades de narcotráfico en colaboración con guerrilleros de las FARC.

El caso Carvajal provocó también que el único senador que estaba bloqueando votar por la vía rápida las sanciones en la Cámara alta, Bob Corker, levantara este martes su objeción, por lo que es posible que el proyecto avance en el Congreso a la vuelta del receso de agosto si los congresistas continúan considerando insuficientes las medidas de Obama. EFE

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Qué texto hay en la imagen?
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Unión Radio
  • No está permitido registrar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes vigentes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
ContactoPolítica de privacidadEmisorasPublicidadAviso LegalNoticias RSS
© CARACOL S.A. Calle 67 # 7-37 Bogotá - Colombia . Tel. (571) 348 76 00. Caracol es una empresa de Prisa Radio Miembro de Asomedios