Colombia , abril 24 de 2014 Actualizado hace 7 minutos

Investigadores: El esposo de Natalia París fue asesinado e incinerado por paramilitares

Con base en testimonios de ex paramilitaresn investigadores de la Universidad de Antioquia indicaron alias "Julio Fierro" fue asesinado por orden de Carlos Castaño
Última Hora Caracol | Mayo 18 de 2010
Los famosos hornos crematorios en que los paramilitares desaparecían a sus víctimas en Antioquia, ha dejado de ser un mito urbano y se ha convertido en una realidad de acuerdo con informes de la Fiscalía sobre audiencias a paramilitares desmovilizados sometidos a la Ley de Justicia y Reparación.

Investigadores de la Universidad de Antioquia indicaron que la existencia de hornos crematorios en Antioquia evidencia que esa criminalidad fue planificada, como una supuesta estrategia de terrorismo de estado.

Según los testimonios en audiencias de versión libre la orden impartida a finales de la década del noventa por los comandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia fue la de desaparecer a sus enemigos “de cualquier manera”, para no dejar rastros y evitar que las cifras de homicidios crecieran de manera desproporcionada en las zonas urbanas.

Para los investigadores, en Medellín y el área metropolitana esa decisión criminal tuvo una de las expresiones más crueles de la guerra paramilitar: la utilización de hornos crematorios.

Las versiones indican que, entre los años 1995 y 1997, los paramilitares retenían a sus víctimas, las mataban y muchas de ellas fueron arrojadas al río Cauca, por los lados del suroeste antioqueño.

A ese problema se le sumó el incremento del índice de homicidios en buena parte de los municipios del Valle de Aburrá y en otros más donde los paramilitares estaban entrando a combatir con la subversión.

Frente a estos hechos el Estado Mayor de las Auc, liderado para esos años por Carlos Castaño Gil, vino la orden de desaparecer a las víctimas, fue así como surgió la idea de construir un horno crematorio, idea la cual surgió de alias ‘Mauricio García, alias ‘Doblecero’, comandante del Bloque Metro y fue materializada por Daniel Alberto Mejía Ángel, alias ‘Danielito’, de la oficina de Envigado, quien se había integrado al bloques Cacique Nutibara, facción de las Auc al mando de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘don Berna’.

De la construcción del horno crematorio se encargó Daniel Mejía, y en en esta tarea se invirtieron unos 500 millones de pesos y era manejado un señor a quien le decían ‘funeraria’, de nombre Ricardo, mientras que otras dos personas estaban encargadas del mantenimiento de las parrillas y chimeneas, porque se tapaban con grasa humana.

Los informes suministrados por los desmovilizados a la fiscalía indica que el horno crematorio estaba en una finca del municipio de Caldas y según cálculos, en la semana eran conducidas allí entre 10 y 20 personas.

Entre las víctimas que fueron incineradas allí se encuentran dos hermanos de apellido Vanegas, ganaderos de profesión, quienes fueron retenidos en el sector de Belén, en Medellín, por orden de Daniel Mejía, porque supuestamente financiaban un frente de la guerrilla de las Farc.

Otra de las personas que incinerada allí fue el narcotraficante Julio César Correa Valdés, conocido como Julio Fierro a finales de agosto de 2001, ya que éste venía adelantando conversaciones con la DEA para someterse a la justicia de Estados Unidos y colaborar como informante para obtener beneficios jurídicos.

Julio Fierro fue retenido en el municipio de Guarne por varios hombres de Danielito, de Guarne lo llevaron en helicóptero hasta Córdoba, donde Carlos Castaño, le hizo firmar escrituras para despojarlo de varias propiedades, luego lo regresaron a Medellín en el mismo helicóptero, lo mataron y el cadáver lo llevaron al horno.

Lo narrado a la fiscalía aclarará además lo ocurrido con alias ‘Danielito’, desaparecido desde el 25 de noviembre de 2006, dos semanas después de abandonar el centro de reclusión de La Ceja, Antioquia, donde permanecían recluidos los jefes de las Auc y de donde salió porque contra él no pesaba orden de captura de alguna.

Como una paradoja Danielito caído en desgracia con sus jefes, fue asesinado y desparecido en el mimo horno crematorio que él había construido, junto con 10 de sus escoltas.

La Fiscalía espera que otros ex paramilitares, ya sea que estén postulados a los beneficios de Justicia y Paz, privados de la libertad por crímenes juzgados por la justicia ordinaria o libres, sin requerimientos de la justicia, contribuyan a precisar aún más los detalles, para establecer la ubicación exacta del horno crematorio, e identificar a las víctimas que fueron conducidas a esa macabra máquina de la muerte.
2 Comentarios
Página 1 de 1
  • 1 
2 Joan del valle | hace 23 semanas Mentirosos ! fue asesinado en la pintada y le pasaron motosierra y lo lanzaron al rio cauca. Responder
1 Mark | hace 1 años Cuanto le están pagando a este sapo, de arriba sea serio mijo no haga campaña politica con las tragedias de colombia, seguro escribio lo mismo cuando su doctor uribe se lanzó Responder
  • 1 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Qué texto hay en la imagen?
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Unión Radio
  • No está permitido registrar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes vigentes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
ContactoPolítica de privacidadEmisorasPublicidadAviso LegalNoticias RSS
© CARACOL S.A. Calle 67 # 7-37 Bogotá - Colombia . Tel. (571) 348 76 00. Caracol es una empresa de Prisa Radio Miembro de Asomedios