Colombia , julio 22 de 2014 Actualizado hace 3 minutos

Narcotraficantes del Norte del Valle se habrían trasladado a Medellín

El reconocido Cartel de narcotraficantes del Norte del Valle del Cauca le declaró la guerra a la llamada “Oficina de Envigado”, en las propias calles de los barrios populares del Medellín y otros municipios del Valle del Aburrá, por el control de las operaciones, rutas y utilidades de narcotráfico, en esta franja del país, e incluso en todo el departamento de Antioquia.
Caracol | Diciembre 5 de 2007
El reconocido Cartel de narcotraficantes del Norte del Valle del Cauca le declaró la guerra a la llamada “Oficina de Envigado”, en las propias calles de los barrios populares del Medellín y otros municipios del Valle del Aburrá, por el control de las operaciones, rutas y utilidades de narcotráfico, en esta franja del país, e incluso en todo el departamento de Antioquia.

Así se desprende de las observaciones de los hechos de violencia ocurridos en los últimos meses en el Aburrá, y de una investigación que adelanta el Instituto Popular de Capacitación, IPC, una Organización no gubernamental con más de 25 años de experiencia en estos trabajos sociales y políticos.

Según el análisis del IPC, entregado a Caracol Radio por sus investigadores, Wilber Varela, alias Jabón, reconocido narcotraficante del Valle del Cauca, hoy prófugo de la justicia, quiere hacerse al control de Medellín, para tratar de controlar buena parte de los negocios ilícitos alrededor de la producción, comercialización y exportación de cocaína.

El aparato militar del Norte del Valle está siendo contratado con diversos combos y bandas sicariales de la ciudad, que se suman a grupos armados ilegales que se están asentando en diversas comunas, entre ellas la comuna 13 y el corregimiento San Cristóbal, conformados por gente venida de diversas regiones del país, advierte la investigación conocida por Caracol Radio.

Los investigadores señalaron a través de Caracol Radio que la agrupación ilegal conocida como "la Oficina de Envigado" nunca ha desaparecido y todo el tiempo ha mantenido sus actividades criminales, y en esta oportunidad ha desatado su oposición armada al Cartel del Norte del Valle, para lo cual contrató a otra banda conocida como La Unión-Calatrava, del municipio de Itagüí, en el Aburrá sur.-

El IPC denunció además que esa banda de La Unión-Calatrava ostenta hoy el mayor poderío sicarial del Valle de Aburrá, y está dirigida por Carlos Mario Aguilar, alias Rogelio, quien asumió el mando de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias don Berna.

Precisamente, el Director de la Policía, General Óscar Naranjo, declaró recientemente que alias Rogelio debería entregarse a las autoridades judiciales para responder por las investigaciones que se adelantan actualmente, pero Giovanni Marín, vocero de la Corporación Democracia (nacida de la desmovilización del Bloque Cacique Nutibara, aseguró que alias Rogelio pertenece al cuerpo directivo de esa Corporación y no está comprometido en acciones ilícitas.-

Sin embargo, las investigaciones del IPC establecieron que "en esta confrontación armada, alias Rogelio ya perdió a dos de sus hombres claves, uno de ellos Aldemar Alexander Noreña López, alias El Cuñado, asesinado en la clínica El Rosario del barrio El Poblado, el sábado 27 de octubre, a donde llegó herido tras un atentado en su contra ocurrido en Itagüí".

Un menor de 15 años, el mismo que lo atacó la primera vez, fue el encargado de rematarlo en el centro asistencial, pero al fugarse, fue abatido por sus propios compañeros para eliminar testigos y evidencias.

Más crímenes y denuncias

el IPC aseveró que "ambos crímenes tendrían conexión con el Fray Martín Zapata Castaño, un desmovilizado del bloque Héroes de Granada que tenía el papel de coordinador social de la Corporación Democracia en la Comuna uno, muerto el sábado 17 de noviembre en el barrio San Pablo, ya que al parecer, varios de los hombres que estaban bajo su coordinación ejecutaron a alias El Cuñado.

El otro hombre de confianza muerto fue Alejandro Ávila Nizo, asesinado por sicarios el 28 de agosto de este año en el Centro Comercial Automotriz, conocido con los alias de Bolívar o Bananini, y quien era funcionario de la Fiscalía General de la Nación.

En respaldo a las acciones de los hombres de Varela estaría Hugo Albeiro Quintero Restrepo, gerente de Bellanita de Transportes, hoy fuera del país por razones de seguridad, quien se habría asociado al cartel del Norte del Valle en represalia por viejas rencillas entre facciones paramilitares que datan de comienzos del año 2000, cuando el bloque Cacique Nutibara inició el exterminio del bloque Metro, grupo apoyado por el empresario transportador.

El efecto Gustavo Upegui

Esta rencillas que se agravaron con la muerte de Gustavo Upegui, el 2 de julio de 2006, con la cual nunca estuvo de acuerdo, y por el atentado sufrido en su contra en octubre de ese mismo año, al parecer perpetrado por paramilitares molestos por su rechazo a la muerte de Upegui.

Quienes conocen el mundo delincuencial en Medellín y el área metropolitana advierten que la disputa territorial que se libra en la capital antioqueña y en los municipios del sur del Valle de Aburrá tiene como objetivo controlar rutas regionales de narcotráfico y regiones productoras de coca, como el Bajo Cauca y buena parte del Urabá antioqueño, las dos zonas más productoras de coca y las de más fácil salida de la mercancía y entrada de armas y medios logísticos.

La disputa entre el cartel del Norte del Valle y la “Oficina de Envigado” se habría trasladado a regiones como Urabá, donde estarían enfrentándose facciones de Los Rastrojos, banda criminal al servicio de alias Jabón, y de las Águilas Negras, considerados grupos emergentes afines al paramilitarismo y surgidos en diversas regiones del país luego del proceso de desmovilización.

Uno de los investigadores del IPC dijo a través de Caracol Radio que la situación de paramilitarismo en Medellín y en Antioquia, como parte del negocio del narcotráfico es muy grave y debe ser atendida con suma urgencia, toda vez que a pesar de las desmovilizaciones, esas actividades delincuenciales siguen vivas.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Qué texto hay en la imagen?
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Unión Radio
  • No está permitido registrar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes vigentes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
ContactoPolítica de privacidadEmisorasPublicidadAviso LegalNoticias RSS
© CARACOL S.A. Calle 67 # 7-37 Bogotá - Colombia . Tel. (571) 348 76 00. Caracol es una empresa de Prisa Radio Miembro de Asomedios